Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

La auditoría ambiental consiste en un conjunto de instrumentos de gestión ambiental para verificar la compatibilidad de las actividades de una entidad con los estándares ambientales.

Auditorías medioambientales, ¿Qué son?

Según Mattsson and Olsson existen tres tipos de auditorías medioambientales, auditorías de responsabilidad, auditorías de gestión y auditorías funcionales (también denominadas auditorías de actividad o temáticas).

No existe actualmente una definición única de lo que es una auditoría medioambiental, incluso, su denominación misma es muy variada, ya que también es conocida como auditoría ambiental, auditoría del medio ambiente, auditoría de gestión medio ambiental, auditoría de control ambiental, auditoría ecológica, auditoría verde o control de la gestión ambiental.

No obstante, a pesar de sus múltiples definiciones, la auditoría medioambiental es, en esencia, una herramienta o procedimiento para cuantificar la posición medioambiental de una entidad u organización. Ésta es un componente de la auditoría social, la cual realiza un examen y evaluación independiente, documentado, sistemático, periódico y objetivo, mediante un equipo interdisciplinario de auditores especializados en medioambiente.

El informe de dicha auditoria ha de contener una descripción y caracterización del desempeño de las organizaciones, las gerencias y equipamientos con el objetivo de fiscalizar y limitar su impacto sobre el medio ambiente. También puede trazar políticas o directivas para mantener o mejorar los parámetros medioambientales.

¿Qué aspectos se tienen en cuenta?

Para definir los aspectos que tiene en cuenta una auditoría medioambiental es imprescindible delimitarlos según los objetivos perseguidos por ésta, ya que su campo de aplicación es muy amplio.

Clases de auditorias según sus objetivos y principales aspectos a tener en cuenta:

Ecoauditorías de conformidad y responsabilidad: aspectos jurídicos derivados de la normativa vigente en relación con el medio ambiente.

De siniestros o accidentes: determinar las posibles causas medioambientales del suceso y delimitar responsabilidades (penales o civiles). También buscar soluciones para impedir la repetición en el futuro.

De situación administrativa: el principal aspecto que se tiene en cuenta en este caso es la conformidad administrativa del funcionamiento del organismo o entidad respecto al medio ambiente.

De responsabilidad: responsabilidades civiles o penales, respecto al medioambiente, del funcionamiento de la empresa.

De riesgo: riesgos medioambientales que puedan ocasionar desastres medioambientales, para la vida y salud de las personas, problemas económicos o jurídicos para la empresa.

Operacionales: además de tener en cuenta la responsabilidad potencial, considera las soluciones jurídicas y técnicas de protección medioambiental, así como sus costos y ventajas. Dentro de ésta se incluyen la ecoauditoría para la compra de empresas y la de ubicación y localización.

De impacto ambiental de productos fabricados: análisis de los riesgos para el medio de determinada materia o residuo, la fabricación de un nuevo producto, la realización de determinada actividad o la comercialización.

De gestión integral: situación medioambiental global de la empresa y su funcionamiento.

Debido a la crisis ecológica que vive el planeta, las auditorías medioambientales son de gran importancia y sus mecanismos y regulaciones se vuelven cada vez más rigurosos.

Auditoría medioambientalEcoauditoría funcional
Tag(s) : #Ecología
Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: