Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

La fotografía astronómica, o astrofotografía, es una de las más difíciles y delicadas que se puedan realizar. Esto se debe en primer lugar a que los objetos a fotografiar están en movimiento aparente respecto a nosotros (debido a la rotación de la tierra), lo que nos obliga en la mayoría de los casos a suministrarle un movimiento continuo, estable y ajustable, a la cámara y al sistema de telescopios.

El segundo problema a que nos enfrentamos es que los objetos a fotografiar son muy pequeños generalmente, lo que hace que se necesite gran aumento conjuntamente con una gran estabilidad de la cámara. Y, finalmente, que los cuerpos a fotografiar son o muy tenues, lo que requiere grandes instrumentos, tiempo de exposición y asaje; o muy brillantes, como el caso del Sol, lo cual requiere una técnica completamente diferente.

Modos de instalar la cámara fotográfica al telescopio


Sistema piggy-back o paralelo


Existen tres formas fundamentales de instalar la cámara para astrofotografía. La primera y más simple, consiste en poner la cámara a un costado del telescopio o sobre la montura, paralela al eje óptico del telescopio. En este caso la cámara usa su propio objetivo y el telescopio sólo se utiliza como telescopio guía, para seguir el objeto que se va a fotografiar.

nev. norte américa con sistema piggy-back

Esta variante es muy propicia para fotografía de gran campo y de objetos de baja luminosidad superficial, como constelaciones, un sector grande de la bóveda celeste, grandes cometas o nebulosas, ya que los objetivos de las cámaras fotográficas comúnmente tienen un gran ángulo y una gran luminosidad debido a su relación focal pequeña.

Foco primario

Cámara zenit montada a foco primario en telescopio

La segunda variante es la de foco primario. Esta consiste en sustraerle el objetivo a la cámara y el ocular al telescopio, y utilizar el objetivo del telescopio directamente con la cámara, a manera de un teleobjetivo.

Pléyades a foco primario

Como los objetos a fotografiar están muy distantes, o sea que en la práctica se pueden considerar en el infinito, el enfoque de la imagen es con el foco del objetivo exactamente sobre la película fotográfica o la matriz fotosensible. Esta variante permite un mayor aumento que la anterior pero es menos luminosa.

Fotografía con sistema cámara telescopio completo

Luna con sistema cámara telescopio completo

La tercera y última variante es la que emplea la cámara en su conjunto acoplada al telescopio completo, es decir, que el objetivo de la cámara se acopla detrás del ocular del telescopio. Este sistema es el menos luminoso, pero de mayor aumento, y se puede emplear para fotografías planetarias, lunares, solares, de estrellas dobles, etc.

Telescopio guía


En todos los casos se debe utilizar un telescopio guía. Este telescopio tiene que usar un aumento mayor que el empleado para la fotografía (cualquiera que sea la variante que se use) pues cuando el objeto fotografiado se desplace ligeramente en el telescopio guía, debe corregirse ese desplazamiento inmediatamente, volviéndolo a centrar, pero como la fotografía usa un aumento menor, tiene menos resolución, y este desplazamiento no se hace perceptible en la imagen.

Obturador tipo sombrero

Obturador tipo sombrero

Es muy importante el empleo de un obturador tipo sombrero. Este no es más que una especie de cubierta colocada delante del objetivo del sistema fotográfico. A la hora de tomar la fotografía este se retira cuidadosamente, teniendo ya abierto el obturador de la cámara, para evitar cualquier vibración del sistema.

Consejos útiles para la astrofotografía


  • Es conveniente usar un modelo de cámara cuyo objetivo sea desmontable para poder adaptarla a las diferentes variantes expuestas.
  • Son muy cómodas las cámaras de enfoque directo, pues se pueden ver los objetos y enfocarlos a través del objetivo (el enfoque en astrofotografía es crítico).
  • Las cámaras con temporizadores son muy adecuadas para la astrofotografía, sobre todo para la de gran aumento, pues cualquier vibración, por pequeña que sea se hace perceptible en la imagen, y al usar el temporizador, puede dar tiempo a que estas se hayan amortiguado cuando abra el obturador.
  • Es muy aconsejable también colocar un obturador tipo sombrero. Este consiste en un obstáculo oscuro, preferentemente negro, colocado delante del objetivo (puede ser un paño que no deje pasar la luz) y quitarlo cuidadosamente, teniendo ya el obturador de la cámara abierto, procurando no mover la cámara o el telescopio.
  • No es aconsejable incursionar en la fotografía solar sin la asesoría técnica adecuada, pues puede dañar sus instrumentos.
Tag(s) : #Astronomía y espacio

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: